Canción sin nombre

Canción sin nombre es una película basada en hechos reales y que llega a Netflix en la primera quincena de este nuevo año.

La película se basa en el Perú de 1988, una situación complicada a nivel global. Desde donde podemos desglosar dos puntos importantes. La oleada terrorista liderada por Sendero Luminoso, mientras que del otro lado, una crisis económica presa de la hiperinflación. En este film a blanco y negro se cuenta la historia de la pérdida, desde el descubrimiento de los personajes, que van dejando en medio la idiosincrasia de un grupo numeroso de personas que migro de la sierra y selva a la capital.

Canción sin nombre

El centro de la historia se desarrolla a través de Georgina, joven ayacuchana que vive en las lejanías de la ciudad. Que podría ser tanto Villa el Salvador o Villa María del Triunfo, distritos que para ese entonces, situándonos en el año, eran apenas arenales. La vida precaria y limitada, hace que su estado de embarazo sea riesgoso, tanto el lo económico como en lo que le pueda deparar el futuro. En ese momento, la incertidumbre es inquietante. La desaparición de su hijo recién nacido descubrirá un problema mayor, el secuestro y venta de niños al extranjero.

Este caso será el policial que nos abordará la cabeza. Cortando las escena de una manera fulminante, donde el miedo y la nostalgia son los principales ingredientes. También es notorio ese mensaje connotado que aún persiste a pesar de los años. La supuesta superioridad limeña sobre sus pares de provincias o alguna otra región. Esas razones, seguro otras, nos harán despertar del tiempo. Y a pesar de entablar un discurso basado en casi treinta años, recordar que el Perú no ha cambiado tanto.

Estreno

Esta película tendría que haber llegado a las salas de cine en el 2020. Sin embargo, por la pandemia esto quedó en cero. Ya en los últimos meses del año pasado se anunciaría que llegaría a Netflix el 15 de enero. Y a que decirlo, no ha desilusionado el trabajo tanto de guion, dirección y actuación. Asimismo, deja un legado importante para las nuevas cintas peruanas. Un camino que se está haciendo con films como Wañaypacha y Retablo.

Apunten este nombre: Melina León. Aunque poco se haya hablado de ella, es la directora de Canción sin nombre. Que ha venido realizando largometrajes desde hace 10 años. Y que el en 2019 nos dejó este trabajo honesto, real y significativo.

Nos vamos, pero sin mencionar algunos galardones que logró esta cinta.

  1. Ganadora a Mejor Película y Mejor Fotografía en el Festival Internacional de Estocolmo​
  2. Ganadora del Colón de Oro en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva12
  3. Ganadora de premio Nuevas voces/ Nuevas visiones en el Festival de Cine de Palm Springs (California) 

Alvaro Sinarahua

Redactor, comunicador y visitador de teatros.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: