Colección de cráneos de D. Olmedo

El lenguaje de reseña, supone sintetizar años detrás de una publicación. En unos cuantos párrafos. En esta ocasión, leímos Colección de cráneos de Daniel Olmedo. La influencia de un lenguaje basado parábolas (bíblicas) es notoria. El libro cuenta con 183 páginas, los poemas tienen un lenguaje entendible, pero no fácil. Es decir, bajo ningún modo pasa desapercibido. Lo que va más allá de un juicio de valor en su conjunto. De un corte que denota fatalismo, ansiedad, desapego.

En nuestra percepción de lo visto y leído, por supuesto, no rescatamos un poema completo. Sin embargo, hay fragmentos, que nos animaríamos a recortar. Guardar para la posteridad. Para acompañar esos artículos (debajo del colchón) que valen recordar.

XCIX

Ha muerto gente,

las fiestas son para recordarles.

Bebe mi lágrima ebria de pena

cuando sacuda su cola por mi pómulo.

Sin querer nunca es para siempre.

Quede rendido ante tanta tristeza que endureció el hueso

que flota de mi alma.

Se dice que nada es al azar. Este fragmento del poema XCIX es armonioso, podría ser un árbol o una fecha de caza. Poesía visual. O podría ser, una simple conjetura. Eso solo lo sabe el autor.

Llévense mi apariencia jubilada cuando muera.

Quizá… se apresure en caer la luna en el colmo de la

Ceguera

Estas líneas son parte del poemas LXI. Sí, siempre escrito en romano. Cada libro es una interpretación diferente al llegar al lector. En nuestro caso, queda la curiosidad de saber más. No influencias sobre autores sino sobre lo que mueve el pulso para escribir. Temas más allá de libro. No podríamos irnos sin dejar esta línea del poema LX.

Hermano, si era cierto lo que las olas venían escribiendo

Ficha ténica

Daniel Olmedo (Lima, 1998). Poeta y promotor cultural. Ha publicado el libro Poemas azules (2016). Colabora con el blog Escrito en mayúsculas, del escritor radicado en España, Manuel Quiroz.

Alvaro Sinarahua

Redactor, comunicador y visitador de teatros.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: