Gambito de Dama: ajedrez, pastillas y alcohol

Gambito de Dama es una serie de siete horas que llegó a la plataforma de Netflix en octubre del 2020.

Esta serie se resume al ajedrez, pastillas y alcohol. Sin embargo, hay algo más detrás de esta composición. Una historia bien contada. En ese sentido, no hablamos solo desde el argumento, construcción de personajes sino también desde un ámbito de narrativa audiovisual muy bien cuidado. Las composiciones de las imágenes son realmente atractivas y se defienden con el mensaje que transmiten. A lo anterior no debemos quitar crédito al punto de partida, el libro homónimo escrito por Walter Tevis en el 83.

Vale decir que, si no han visto la serie hasta ahora, pueden detenerse y volver cuando lo hayan hecho. En este espacio no hay valor de crítica sin hablar de toda la serie.

Lee también: The Promised Neverland ¿un orfanato o granja?

Luego de un resumen a grandes rasgos debemos entrar en la serie. Gambito de Dama trata de la historia de vida de Beth Harmon. Niña que después de morir sus padres es dirigida un orfanato. Con solo nueve años encontrará que, en particular, no tiene los mismos gustos ni preferencias que la gente que la rodea. Entablando así, de casualidad, una relación de cercanía con el conserje (Shaibel) que pasaba algunos momentos en el sótano. Donde la actividad de pasatiempo era el ajedrez. En este punto, la primera resistencia del conserje será evitar la presencia de la niña, porque en los Estados Unidos (1950) los tableros no eran para “mujeres”.

Las pastillas

En este orfanato se repartían dos pastillas, uno era un multivitamínico y el otro un relajante. Uno de tonos rojos y el otro, de azules. Esta segunda sería a lo largo de la historia algo recurrente. Porque estas pastillas repartidas en la mañana y que tenían que ingerirse juntos, terminan siendo guardadas bajo la lengua para poder tomarlas por las noches. En un principio Beth Harmon, luego de comenzar a desarrollar su talento en el ajedrez comienza a tener visiones de un tablero sobre el techo de su habitación. Donde podía ver todas las posibles jugadas en la partida de ajedrez. Con el tiempo, desarrollará tanto este talento que podrá practicar este deporte mentalmente.

El Gambito de Dama

Como mencionamos antes, el señor Shaibel es importante en esta historia. Desde lo que se considera el arranque de la carrera de Beth en el ajedrez. Donde aprende el Gambito de Dama, que no es otra cosa que una apertura en el ajedrez. De ahí el nombre tanto del libro como de la serie. Que es mencionado innumerables veces en la serie. Además, debemos recordar que cada capítulo de la serie tiene títulos referentes a jugadas que llevaban relación con la historia de Harmon (interpretado por Anya Taylor-Joy).

Volviendo a la historia. Luego de unos años Beth es adoptada por una familia de Kentucky, lo que la mueve a participar en un primer campeonato local. Gana el primer premio a pesar de haber sido subestimada por no haber tenido puntos precedentes de clasificación. A estas alturas, ella tiene que lidiar con la ausencia de su padre adoptivo y una madre alcoholica. Asimismo, con su dependencia a los relajantes (sí, los mismo que le daban en el orfanto). Esto la ayudará a relajarse en medio de algunas partidas y repercutirá en su puesto de subcampeona

Foto: Escena de 'Gambito de Dama'. (Netflix)
Benny Watts vs Beth Harmon (la primera derrota)

Benny Watts es la primera personas que llega a vencerla en los Estados Unidos, lo que la coloca como subcampeona nacional. Un hecho que la frustra y sumerge en un periodo corto de depresión, donde las drogas y el alcohol se convierten en los protagonistas de estas escenas y las siguientes. En cuando Harmon trata de dejar esa vida de soledad y comenzar a interactuar con otras personas más allá de su familia. Sin embargo, luego sigue con su laconismo acostumbrado. A estas alturas ella es perseguida por la prensa quien la cataloga como una persona demasiada preocupada por la moda para ser ajedrecista.

Al retomar su camino en el ajedrez comienza a estudiar ruso con miras de enfrentarse con el campeón mundial Vasily Borgov.

Los encuentros

En la primera oportunidad de Harmon contra Borgov en México (muere su madre adoptiva), la estadounidense pierde. En una segunda oportunidad en Paris, luego de una noche de alcohol el resultado sigue siendo negativo. El representante de la URSS gana sin ningún problema y la prensa comienza a atacarla por su supuesto estado de ebriedad. En una segunda oportunidad, es mucho más complicado poder ir a competir contra el campeón mundial. Porque Beth Harmon se vuelve a sumergir en un periodo de alcohol más prolongado. Donde aparece una figura del orfanato para sacarla de este estado de pausa.

Se entera que ha muerto en conserje del orfanato y regresa a ese sótano donde aprendió ajedrez. Es así que se da cuenta que el Sr. Shaibel no la había olvidado. El sótano estaba lleno de recortes de sus títulos y campeonatos. Desde aquí vemos un cambio de rumbo. Se cobra la revancha contra Benny Watss y sería quien represente a Estados Unidos a nivel mundial.

La politización del juego

Al volver al ruedo rechaza el financiamiento de su viaje a la Unión Soviética por parte de la Iglesia. Porque el condicionamiento era hablar para la prensa y alegar su rechazo contra los «ateos comunistas». Sin nada que perder, saca dinero de sus ahorros y viaja a lo que luego sería Rusia. Vence al campeón mundial y una vez más rechaza la politización de su juego, cuando es invitada a la Casa Blanca.

Siete horas de una serie que compromete a muchos de sus personajes. Más allá de lo inusual de su protagonista, sus rivales que se convierten en seres cercanos, que cobran relevancia. Una historia con altos y bajos, en los que solo se puede dejar el alcohol y las pastillas hasta la última línea de tiempo. Cuando todo esta a punto de colapsar.

Alvaro Sinarahua

Redactor, comunicador y visitador de teatros.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: