Comentario sobre Medio siglo sin Borges (?)

libro-medio-siglo-sin-borges

Este libro es un compilado de entrevistas, conferencias, a lo que bien le podríamos llamar recortes. Es cierto, nadie puede negar lo que significa Mario Vargas Llosa como escritor. Pero este libro es uno de esos títulos de “baja” que nos trae cuando en paralelo está haciendo algo mejor. Como siempre lo ha declarado Varguitas. Borges, por su parte, es un personaje entrañable. Su obra es importante para la literatura universal. Teniendo en cuenta que hizo visible a Latinoamérica en cuestión de letras.

Cuando este libro acaparó las librerías ya estábamos encerrados. Pandemia que unió y desarmó familias indirectamente. Volviendo al tema. Este libro de 108 páginas toca temas que ya conocemos. Si hemos seguido la carrera de Mario Vargas Llosa, ya hemos leído las entrevistas que la hace un maestro Borges (si eres uno de ellos, puedes dejar de leer lo que sigue). En el Perú nos gusta el morbo, sí, me incluyo, aunque a veces me cueste aceptarlo. Y fue que este libro estuvo en las portadas de varios diarios de circulación nacional y portales web. El motivo, algunas leyendas decían que Borges nunca había perdonado que Mario publicara que su casa tenía goteras.

Lee también: Teatro: solo tres funciones de «Noche de mujeres»

Vamos por partes. Cuando se esta entrevista entre ambos escritores. Mario en su rol de entrevistador, cronista, si queremos. Le pregunta a Jorge Luis Borges, por qué en luego del reconocimiento no tiene una vida con mejores condiciones. Para entrar en contexto, debemos entender que esta conversación se da en un departamento de Buenos Aires con dos alcobas y comedor, sobre este, una gotera. Sin encender las alarmas. Podemos decir que Borges le molestó la indiscreción. Lo que a Mario le parecía un detalle no menor para poder levantar la entrevista, hablando un poco en el argot periodístico.

En esencia este un comentario sobre el libro. No hay un análisis de argumento, porque como dije anteriormente, este es solo un libro de recortes. Que no toma tanta importancia, porque a Borges ni si quiera le importaba cuando escribían sobre él. Para finalizar, podemos anotar que Borges es en esencia más poeta que narrador. Un hombre de sentimientos, pero no un arrullador azucarado sino en figuras abstractas. Todos tenemos una forma para comunicarnos, él sabía que era la suya.

Si eres un lector que le lee todo lo que llega a tus manos. Este es un libro que te puede hacer pasar un buen rato, disipar el tráfico limeño. Sin embargo, si esperas más de los libros, creo que podrías seguir pasando al siguiente stand y comprar otro ejemplar.

Sobre Alvaro Sinarahua 29 artículos
Redactor, comunicador y visitador de teatros.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario