Nico, 1988

Usualmente un biopic nos narra de manera cronológica la vida de un personaje, puede ser cualquiera, pero cuando se trata de un músico es bastante común (hasta el hartazgo) exponer sus inicios, perseverancia y finalmente el éxito alcanzado.

Nico 1988 (2017) es todo lo contrario al típico biopic de una estrella del rock, y es que para empezar está ambientada en los últimos 2 años de vida de Christa Päffgen, quien fuera una actriz alemana, modelo, musa de Andy Warhol y cantante en el primer disco de Velvet Underground.

No contenta con eso, la directora Susanna Nicchiarelli nos muestra la decadencia de Nico, su adicción a la heroína, la pérdida de su belleza, su lucha por recuperar la tenencia de su único hijo y el tener que dar shows junto a un grupo  que son cualquier cosa menos profesionales o en sus palabras: “Me han conseguido una banda de drogadictos aficionados”.

Pero antes de continuar es necesario recordar la participación de Nico en el mencionado debut de Velvet Underground, banda liderada por Lou Reed y John Cale, donde el entonces mánager del grupo Andy Warhol, propuso que la estrella de la Factory (estudio de arte de Warhol) interprete 3 temas y de algunas presentaciones con el grupo. El disco fue un fracaso comercial debido a la poca promoción del sello discográfico (Verve) y a la propuesta musical sumado a la atípica temática que abordada —prostitución, drogas, sadomasoquismo, desviaciones sexuales — para el año 1967.

Muchos años después, se dijo que, si bien el disco conocido como la “portada del plátano” fue un fracaso de ventas, las pocas personas que lo compraron se animaron a armar un grupo de rock e influenció a muchos artistas que serían transgresores.

Volviendo a Nico, 1988, el film es atrapante ya que como dije líneas arriba, nos muestra ese lado oscuro del rock que todos saben que existe pero pocos se animan a admitir es una constante.

La actuación de Trine Dyrholm en el papel de Nico es descomunal ya que logró caracterizarla de manera fidedigna en su forma de hablar, movimientos, mirada y ademanes. Otro punto alto del film es el soundtrack, y es que no hicieron uso del playback, sino que las canciones fueron interpretadas para dar esa sensación del directo.

La ejecución eléctrica, rápida y agresiva de “My heart is empty” en un show clandestino en la ciudad de Praga, es tan maravillosa que me gusta mucho más que la versión original, la cual es pausada, suave y basada en la melodía de un órgano armonio. Además, previo a dicha escena se narra una típica problemática en lo que fuera Checoslovaquia allá por 1987, donde los conciertos de rock estaban prohibidos y/o cancelados bajo cualquier pretexto por las autoridades locales, peor aún si se trataban de artistas extranjeros con propuestas disidentes que podrían afectar la buena moral de los jóvenes del país (siempre sabiendo qué es lo mejor para los demás) ¡Qué lindos!

(La prueba de sonido que realizan en un teatro con “All tomorrow’s parties” merece también una mención)

Usualmente, los medios muestran el glamour de las estrellas cuando están en la cima del éxito, pero lo que nunca muestran es el sufrimiento y sacrificios que han tenido que soportar para llegar donde están y cuando lo consiguen muchas veces se dan cuenta que no era lo que imaginaban.

“Realmente no me importa la música. He estado en la cima, he estado en el fondo. Ambos lugares están vacíos.”

Es justo recordar que Nico vivió su infancia durante la Segunda Guerra Mundial y soportó los bombardeos que dejaron en escombros Berlín. De aquellos años recuerda “Sufrí hambre cuando era niña durante el bloqueo a Berlín. Luego empecé a modelar y tenía que estar siempre a dieta. Fue terrible. Me encanta comer”. En otro momento, le hace saber a su mánager Alan Wise que “le agrada ser fea ya que cuando era bella no fue feliz”.

En la película, Nico siempre trata de dejar en claro que su verdadera música empezó a fluir después de su experiencia con la Velvet y que exige respeto por eso, a pesar que ello implique pasar la noche en casas de fans, hoteles de poca monta o realizar giras de bajo costo destinadas a ganar algo de dinero que luego era rápidamente gastado en conseguir más heroína.

La eterna diosa del underground fallecería en Ibiza, España, debido a un derrame cerebral tras caerse de su bicicleta cuando se dirigía a comprar marihuana. Los doctores españoles la revisaron y anotaron que solo tenía insolación. Esa misma noche murió.

Las declaraciones y hechos fueron recogidas de entrevistas, comentarios del mánager, testimonios de colaboradores y relatos del libro de su guitarrista James Young.  Es así que podemos verla soltando comentarios contra el socialismo y es que se dice que tenía cierto gusto confundido por el fascismo. Quizás se deba a su infancia o la derrota de Alemania en la guerra a causa del bloque soviético. También pueden ser simples exageraciones, como su vida misma que siempre transitó al borde de los límites.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario