Nina Simone: arte y activismo

El mundo pluriétnico nos dio a una gran representante mujer en el arte de la música, Nina Simone nacida en Carolina de Norte el 21 de febrero de 1933, de origen afroamericano y por consiguiente de escasos recursos económicos. Eunice Kathleen Waymon, es su nombre real, nació hecha para el arte, desde los tres años tocaba el piano y fue en una de las reuniones religiosas que se dio a conocer su habilidad artística. Es ahí cuando dos mujeres blancas quedaron sorprendidas y le dieron clases de piano de manera muy académica. Tocaba a Bach, y disfrutaba de la música clásica, siempre lo hizo. Nina recibió ayuda de estas mujeres no solo en la enseñanza, ya que al ver su brillantez sabían que iba a tener éxito y reconocimiento. Por ello, le crean una fundación con su nombre para poder solventar sus estudios musicales.

Lee también: Frank Zappa: el último documental del 2020

Eunice lo tenía claro, su objetivo era ser la primera pianista negra en presentarse y como parte del reconocimiento y de continuar con su propósito, fue a la academia Curtis y la rechazaron. Luego de seis meses se da cuenta que, este rechazo era personal, y no por su calidad como artista, la rechazaron por ser negra. Luego el dinero se le acabó, y fue ahí donde se vio empujada a trabajar para poder subsistir y ayudar a su familia, como toda persona negra de los años 50 pasaba por una situación terriblemente difícil como la segregación y habría que sumarle el hecho de ser mujer, en un tiempo donde también en la música había mucha masculinidad. Es así como llegó a trabajar en un club nocturno, donde empieza a tocar distintos temas en piano, pero se vio obligada a cantar, ya que el dueño del club la amenazó a que lo hicera para que conserve el trabajo. Así se inicia como cantante y es ella quien se pone el seudónimo de Nina Simone por temor a que su madre la descubriera, se hizo llamar Nina porque así la llamaba un antiguo novio por la palabra niña y Simone por la polémica actriz francesa de origen alemán, Simone Signoret, quien representava en su mayoría el papel de prostituta.

Lee también: Tres poemas de Virginia Marín

Su presentación fue como cantante de jazz, con una fina interpretación del piano. Ella alcanza la fama y en parte es gracias a su esposo Andrew Stroud, quien se convirtió en su manager. Ellos se querían y tuvieron una hija, Lisa Stroud, pero pronto Nina empezó a notar mucha presión por parte de su esposo, ella comenta en su diario que estaba cansada y esperaba que su esposo le diera un momento de libertad, pero no fue así. Con tanta presión ya no podía pensar en otra cosa que no sea la música y esa situación la consumía. Schackman, su gran amigo guitarrista, cuenta que una madrugada lo llamó, le contó que había salido a un club nocturno con su esposo y un fans de ella le dio una nota en un papel y ella lo guardó en su bolsillo sin significancia alguna, su esposo al ver esta escena sacó a Nina del lugar y la golpeó todo el camino hasta su habitación. Nina relata que le puso un revólver en la cien y la violó. Ella se escapó  y se refugió en la casa de su amigo por dos días y él la cuidó, pero no volvió a su casa hasta luego de dos semanas. Su esposo al verla le preguntó quién la golpeó y ella respondió: tú. Nina pensó que el cambiaría, en su diario ella confiesa su miedo por su esposo “Me golpeaba, me protegía de todos menos de él”.

Pero su alma libre, revolucionario y de carácter fuerte se evidenció en su música a partir de la muerte del activista Medgar Ever y de cuatro niñas afroamericanas en la iglesia Baptista en Birminghan (1963), una ciudad que sufría de ataques racistas de grupos como el Ku-Klux-Klan. Esto fue el detonante que cambió el rumbo de Nina, sus canciones se tornaron con letras de protesta ante el racismo del que la gente negra era víctima, y esta etapa la inicia con el tema Mississippi Goddam, una canción emotiva y violenta, así lo describe ella. Este tema abrió paso a otros, en los cuales detallaba poéticamente y con dureza la realidad de los 60. No solo cantó temas propios, el tema Strange Fruit compuesto por Abel Meeropol, tuvo una gran interpretación con Nina, con una increible sensibilidad. Cabe decir, que este tema fue inicialmente interpretado, por la también genial, Billy Holliday en 1939.  Nina se sentía mucho mejor al cantar temas políticos y se involucra como activista por los Derechos Civiles, es ahí donde conoce a representantes intelectuales como Martin Luther King, Malcom X, pero quien marca su vida en el activismo político fue la exitosa escritora negra y activista Lorraine Hansberry, es ella quien la inicia en su idiología por lucha por los derechos civiles. Su esposo no estaba de acuerdo con esta decisión de cambio que tomaba Nina. Pero ella, no volvió atrás y fue firme con sus ideales, es por eso que se presentó a la marcha de Selma (1965), interpretando Mississippi Goddam, tenía al público impactado con sus letras, ella decía que creaba “canciones fuertes para despertar la curiosidad de sí mismo, dar identidad y poder” a la gente, y se preguntaba “¿Cómo puedes ser artista y no reflejar el tiempo en el que vives?”. Ella no estaba de acuerdo con las protestas pacíficas y se lo hizo saber a Luther King, quien le dijo que no tenía porque estar de acuerdo. También se le conoce a Nina, como una de las representantes activistas de género por su tema “Four women” (1966), canción dedicada a las cuatro niñas muertas en Birminghan, este tema se presenta, a través de una descripción de cuatro mujeres, evidenciando la discriminación étnica y de género.

El 7 de abril de 1968 asesinan a Luther King y tres días después Nina se presenta en el Festival de Westbury, en Nueva York con una canción que creó ese mismo día y tres horas antes de cantar, “Why? (the king of love is dead)”, de ese modo ella se despidió de Luther King, y también de su carrera, ya que se sentía devastada y presa en un país que mataba a negros y no pasaba nada para evitarlo. Es por ello, que se muda a Liberia dejando a su esposo y a su hija.

“Si tengo la menor relación con los seres humanos, curiosamente me siento en paz”, decía Nina. Se divorció y se fue a Liberia. Luego, decidío llevarse a su hija cuando estaba en el séptimo grado. Lisa dijo que su madre, “pasó de ser mi consuelo a ser el monstruo en mi vida”, ya que la golpeaba e incluso su hija relata que pensó en quitarse la vida a los 14 años, pero logró irse a New York con su padre y se alejó de Nina hasta los 19 años. Nina sentía mucha ira y sus problemas internos se acrecentaban cada vez más, ya no tenía dinero, y no quería volver a Estados Unidos, así que viajó a Suiza y se presentó en el Festival de Jazz de Montreux, pero en sus presentaciones se veía más colérica y no tenía reparos en gritar a las personas de su público que tenían comportamientos que le desagradaba. Ya sin dinero se fue a Paris, donde cayó en un abismo de depresión, se veía muy descuidada y se presentaba en lugares de baja reputación, fue entonces cuando sus amigos la ayudaron y le dijeron que si quería seguir, tenía que dejar su actitud violenta y aceptar cambiar. Así lo hizo, y fue atendida por un médico, quien le recetó trilafón para poder ayudarla, puesto que ella padecía de trastorno maniaco-depresivo y bipolar, pero ese medicamento le causó problemas de los que ya estaban advertidos, en cuanto a su habilidad motriz.

En una entrevista Nina Simon deja en claro que, “no cambiaría ser parte del movimiento de derechos civiles”, a pesar de que la insdustria musical la castigó por hacer temas sobre su lucha ante la realidad que vivía. Una lucha a la que jamás le dio la espalda y con la cual se sintió eternamente comprometida. Finalmente, tuvo un gran recibimiento en Montreux 1987, se sabía que cuando no tomaba la medicina tocaba con mayor destreza el piano.

En cuanto a su genio como artistica de piano clásico, la academia Curtis que rechazó a Nina en su juventud, dos días antes de morir le otorgó un diploma honorario reconociendo su dote artístico, que el racismo le había arrebatado. Pero, que nunca le pudo aarebatar el alma fuerte y combativo, la libertad de ser Nina Simone.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: